Cuando las celebrities entran en la peluquería siempre quieren lo último, por raro, excéntrico o feo que sea. Afortunadamente la moda más actual en cuanto a cabello es bastante acertada y promueve un look muy natural a la par que desenfadado. Hablamos de las mechas californianas, que consiste en aclararse el tono de las puntas para crear un efecto de degradado desde la raíz del pelo. El efecto que se consigue, imitando el look de una surfista californiana bañada por el sol, pretende no ser artificial, yendo de más oscuro a más claro. Estudiadamente desenfadado.

Podemos vérselo a la top Gisele Bündchen, a Jessica Biel y más cerca nuestro a Sara Carbonero, entre muchas otras famosas. Y la última en unirse a esta moda ha sido Jessica Alba, a quien podéis ver cómo le queda este look en la imagen que encabeza el artículo, la cual subió ella misma a twitter.

Aunque muchos pensaban que sería una moda veraniega, parece que la tendencia de las mechas californianas se mantendrá durante la siguiente primavera-verano, así que si no las tienes quizás debas pensar si te sentarían bien. Quedan muy bien en melenas largas o medias melenas de color oscuro y su resultado es más natural que el de las mechas tradicionales.

¿Pros y contras? Por un lado, las mechas californianas eliminan de raíz, y nunca mejor dicho, el problema de las raíces negras que obliga a teñirse cada poco, pero en el otro lado de la balanza tenemos que no es tan sencillo hacer un degradado bonito y natural, por lo que habrá que gastarse bien el dinero en la peluquería para no parecer un circo andante.

Y un último apunte curioso. A pesar de su nombre, este look no viene de California (sólo se inspira en este estado) sino de París y tampoco es nuevo, pues nació en los años 70 de la mano del peluquero Jean Dessange.